Tres causas frecuentes de hemorroides

Tres causas frecuentes de hemorroides « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Tres molestos síntomas de hemorroides

¿Qué factores causan las hemorroides? >



30 de julio de 2012

Tres causas frecuentes de hemorroides

Las causas de las hemorroides son todas aquellas que puedan generar tensión en las venas rectales. Pero, en la mayoría de los casos, se producen por alguno de los siguientes factores:

1. Alimentación baja en fibra
La dieta occidental suele contener bajos niveles de fibra. Se trata de uno de los factores más importantes para el desarrollo de hemorroides. La ingesta diaria de fibra de una persona normal es de 10 gramos, pero nuestro cuerpo necesita al menos 30 gramos para satisfacer sus necesidades. Si tu dieta no incluye frutas ni verduras, seguramente estés consumiendo menos fibra de la que necesitas. Nos referimos a frutas frescas (sin procesar) y a vegetales de hoja verde.

Aunque la fibra no es especialmente nutritiva, sí facilita la excreción de las heces, al humidificar la materia fecal. También ofrece otras ventajas, como ralentizar la liberación de azúcar y evitar el hambre.

Ante la falta de fibra, sucede el estreñimiento, ya que los intestinos encuentran dificultades para transportar los desechos. Los tejidos internos del recto serán susceptibles a la hinchazón que deriva en las hemorroides, ya que deberás ejercer una fuerza mayor para defecar.

2. Embarazo
Las mujeres embarazadas tienen una alta probabilidad de desarrollar hemorroides. El peso del feto en el interior del útero añade una enorme presión a las venas rectales, bloqueando el flujo sanguíneo y llevando a su hinchazón. En quienes sufrieran el problema previamente al embarazo, la condición se agravará.

El cuerpo también segrega mayores niveles de progesterona con el fin de construir un ambiente interno adecuado para el crecimiento del niño, y mantener a la madre en un  estado emocional relajado. Lamentablemente, los músculos de los intestinos también se relajarán, llevando al estreñimiento y dando lugar a la aparición de hemorroides.

Además, el proceso del nacimiento, en sí mismo, lleva a la hinchazón de las venas anales debido al esfuerzo que implica. El alumbramiento del niño, en particular, genera presión sobre todos los músculos del cuerpo, especialmente los rectales, lo cual daña los tejidos y los vuelve más propensos a desarrollar hemorroides.

Las madres que no sufrieron de hemorroides durane el embarazo pueden contraerlas durante las labores de parto. Las altas cantidades de progesterona liberadas luego del embarazo pueden dar lugar al estreñimiento, por sus efectos sobre la actividad intestinal.

3. Hábitos sedentarios
Nos referimos aquí a la tendencia a estar constantemente sentados. La mayoría de los trabajos actuales exige estar mucho tiempo sentados frente al ordenador, leyendo y escribiendo documentos. Incluso nuestras horas dentro de casa son sedentarias, ya que las dedicamos al ordenador o a la televisión.

Estar sentado añade la presión de toda la parte superior del cuerpo sobre las nalgas, incluyendo los tejidos del canal anal. Estos delicados tejidos, eventualmente, sucumben ante esta enorme tensión, y se hinchan en la forma de hemororides.

Coméntalo >

Publicado en: Hemorroides

No hay comentarios

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom