Curar hemorroides sangrantes con tratamientos agresivos

Curar hemorroides sangrantes con tratamientos agresivos « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Cómo curar hemorroides internas

Curar hemorroides mediante ligadura con banda elástica >



2 de julio de 2010

Curar hemorroides sangrantes con tratamientos agresivos

Más del 50% de la gente sufre hemorroides en algún momento de su vida. Si crees que puedes ser parte de esa estadística, entonces mientras más sepas sobre hemorroides, mejor. Todos saben que las hemorroides se localizan en el canal anal, ya sea en el interior como en el exterior. ¿Pero sabías que pueden infectarse, prolapsarse, trombosarse o incluso estrangularse?

Todas esas afecciones son mucho más graves que lo que pudiste haber pensado cuando escuchaste hablar de hemorroides por primera vez. Si ya has sufrido hemorroides, seguramente estarás familiarizado con los síntomas. El hormigueo, el picor, el dolor, el estreñimiento y quizás incluso el sangrado pueden ser, al menos, incómodos.

¿Quién pensaría que una cosa tan pequeña podría alterar tu vida al punto de llevarte a no querer hacer nada? Sentarte en el trabajo, esperar en una cola o conducir grandes distancias durante las vacaciones puede convertirse en algo de temer. Por no mencionar la incomodidad de estar todo el tiempo inquieto y luchando contra la tentación de rascarse.

Si tienes hemorroides tan graves que duelen todo el tiempo, sangran o  se estrangulan, entonces puedes necesitar un tratamiento de hemorroides más agresivo para obtener un alivio real y duradero.

Tratamientos agresivos

Algunos de los tratamientos de hemorroides más agresivos son menos invasivos y requieren menos tiempo de recuperación que otros.

Un tratamiento de hemorroides sangrantes es el Procedimiento para Prolapso y Hemorroides, o PPH. Es una técnica de engrapado que causa la reubicación de la hemorroide. Esto genera una disminución en el flujo de sangre hacia la hemorroide, reduciendo su tamaño en un período de cuatro semanas o incluso menos. Con el flujo de sangre ya reducido, las hemorragias cesarán. El tiempo de recuperación es mucho menor que para una hemorroidectomía tradicional, y el dolor también lo es.

Otra opción para el tratamiento de hemorroides sangrantes u otros problemas similares es la ligadura con banda elástica. Este procedimiento consiste en colocar una banda de goma alrededor de las hemorroides, reduciendo el flujo de sangre entrante. Esto hará que las hemorroides se sequen y se desprendan. Con este procedimiento, existe la posibilidad de que la banda de goma se deslice y los resultados no sean los esperados.

La mejor opción para el tratamiento de hemorroides graves es la cirugía de hemorroides tradicional. A pesar de ser más invasiva y dolorosa, y requerir un tiempo de posoperatorio más largo, la cirugía tiene una tasa de éxitos mayor a cualquier otra opción.

No hay un método definitivo para curar hemorroides, en el sentido de que nunca existe la garantía de que no vayas a tenerlas otra vez. Pero ten en cuenta que existen muchas opciones para el tratamiento de hemorroides que pueden reducir tus posibilidades de volver a sufrirlas.

1 comentario >

Publicado en: Curar Hemorroides

1 comentario

  1. Glosario de técnicas para Curar Hemorroides dice | julio 2, 2010 a las 4:16 pm

    [...] para Curar Hemorroides He aquí un glosario de técnicas médicas utilizadas con frecuencia para curar hemorroides. Una vez que ya se sabe que uno tiene predisposición a ellas, lo mejor es evitarlas, pero ya [...]

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom