tipos hemorroides « Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

2 de julio de 2012

Aprendiendo a reconocer los distintos tipos de hemorroides

Las hemorroides constituyen una afección común pero muy molesta, bastante frecuente entre personas mayores y mujeres embarazadas. La manifestación más común de esta condición puede ser dificultad al defecar, hinchazón e irritación en la región anal y, por supuesto, la sensación de tener un bulto doloroso en esa misma zona. Mucha gente cree que son algo muy similar a cualquier otra afección intestinal, pero hay diferencias.

Las hemorroides se clasifican de acuerdo a su zona de acción. Las hemorroides externas son aquellas que se localizan en el exterior del canal anal. Como las venas prolapsadas se ubican justo bajo la piel del ano, el paciente puede manifestar picor, quemazón, enrojecimiento de la piel en la región problemática e incluso hemorragias al defecar. También causa entumecimiento a incomodidad a toda hora, y especialmente al realizar movimientos como sentarse, defecar, pararse o caminar.

Una complicación muy común en este tipo de hemorroides es el desarrollo de coágulos en la zona saliente. Ocurren como consecuencia de la hinchazón de las venas alrededor de la región anal ante la presión añadida que implica defecar, frotar o rascarse en esa zona. El resultado de estos coágulos es un incremento adicional de la presión en el área, causando un dolor aun más severo. Cuando esto sucede, se requiere de ayuda médica profesional para drenar la sangre o remover la hemorroide quirúrgicamente.

Por otro lado, las hemorroides internas son aquellas que ocurren como resultado de una presión añadida en las venas hemorroidales bajo la región anal. A diferencia de las anteriores, las hemorroides de este tipo no implican tanto dolor ni malestar, y el dolor sólo aparece inmediatamente después de haber excretado las heces. Por lo general, la única señal de su existencia es la presencia de manchas de sangre roja brillante en el papel higiénico.

Sin embargo, la hemorroide puede salir hacia el exterior causando dolor, entumecimiento e irritación. Incluso aunque en algunos casos sea posible volver a insertar la hemorroide en el interior del ano, se requiere de ayuda profesional para tratar la afección.

La complicación más común de este tipo de hemorroide es el desarrollo de coágulos de sangre alrededor de la zona de la protuberancia, e incluso una infección como consecuencia del contacto de las heces con la piel irritada.

Conocer los distintos tipos de hemorroides es importante no sólo para clasificar esta afección, sino también para determinar el régimen de tratamiento más adecuado para atacar el problema.

Publicado en: Hemorroides | Coméntalo >


27 de agosto de 2010

Diferencias entre hemorroides externas e internas

La mayoría de la gente cree que las hemorroides sólo pueden manifestarse en la forma de protuberancias que salen del ano. Sin embargo, ése es apenas uno de los dos tipos de hemorroides que existen. Las hemorroides pueden ser externas o bien internas, aunque ambas variedades pueden aparecer al mismo tiempo y generar síntomas parecidos.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas no sólo son más fáciles de diagnosticar que las hemorroides internas, sino que además encuentran más opciones de tratamiento. Las hemorroides externas rodean el anillo del ano del lado externo, sobre los tejidos blandos. Cuando los vasos de los tejidos se llenan de sangre, se generan estas indeseables protuberancias.

Algunas señales de hemorroides externas son la aparición de gotas de sangre en el papel higiénico y la sensación de dolor al sentarse. Además, suele experimentarse picor, especialmente al limpiarse luego de realizar una deposición.

Hemorroides internas

Cuando se sufre de hemorroides internas, la sangre puede aparecer tanto en el papel higiénico como entre las heces. En la mayoría de los casos, las heces con sangre responden a hemorroides internas. También es posible sufrir, en la región anal, un molesto picor y “dolor pulsátil” (esto es, una sensación de palpitación).

Tratamiento

Las hemorroides externas no se tratan de la misma forma que las internas. El tratamiento de hemorroides para alguien que sufre hemorroides externas puede ser tan simple como tomar baños de asiento y usar cremas o almohadillas en la zona afectada. Las hemorroides suelen desaparecer luego de algunas semanas.

Sin embargo, si tienes hemorroides internas, las opciones se reducen un poco. Es aconsejable que hables con tu médico. Si las hemorroides tienen espacio para crecer, pueden prolapsarse o asomarse a través del ano, causando mucho dolor. Para deshacerse de las hemorroides grandes, lo mejor es recurrir a algún tratamiento de hemorroides quirúrgico.

Si tienes hemorroides y no estás seguro de si son internas o externas, debes hablar con tu médico. Él te ofrecerá la mejor opción para tratar tu problema.

Publicado en: Hemorroides | 4 comentarios >


28 de junio de 2010

Cómo curar hemorroides internas

Hay dos clases de hemorroides: las internas y las externas. Las internas ocurren en el interior del ano y, por lo general, no son dolorosas. El síntoma más común de inflamaciones internas es el sangrado. Si notas sangrado durante la deposición, deberías pedir inmediatamente una cita con tu médico. La hemorragia también puede ser un síntoma de cáncer de colon, y las hemorroides internas pueden enmascarar los síntomas del cáncer. Como consecuencia, generalmente se realiza una cirugía para su tratamiento.

Encontrar un tratamiento de hemorroides internas adecuado requiere el consejo de tu médico. Hay una gran variedad de procedimientos disponibles. Uno incluye colocar una pequeña banda elástica alrededor de la zona afectada. Así se corta el flujo de sangre hacia las hemorroides, lo cual las reducirá y eventualmente las eliminará todas juntas. Otro procedimiento quirúrgico se basa en congelar las hemorroides. Ambas cirugías tienen un alto índice de éxito, pero su efectividad será completa sólo si tomas los recaudos necesarios durante el posoperatorio.

Después de un procedimiento quirúrgico se recomienda una dieta con gran contenido de fibra. Agregar más fibra a tu dieta ayudará a tu sistema digestivo y hará que tus heces sean firmes y fáciles de liberar. Desde suplementos hasta comidas ricas en fibras, mientras más fibra consumas, mejor funcionará tu sistema digestivo. Los alimentos ricos en fibra incluyen judías, granos, frutas y una gran variedad de vegetales. Los alimentos que contienen bajo o nulo contenido de fibra son las comidas procesadas, el queso, los huevos y el helado. Realmente deberías tratar de limitar tu consumo de esos tipos de comida.

Procura beber mucha agua y evitar cantidades excesivas de alcohol y cafeína. La cafeína y el alcohol pueden llevar a deshidratación, lo cual puede conducir al estreñimiento. El estreñimiento es el mayor culpable de las hemorroides debido a que exige una presión excesiva durante la deposición.

Evita sentarte en el inodoro por largos períodos de tiempo. Trata de limitar el tiempo que pasas en el inodoro a no más de cinco minutos, ya que los músculos tienden a relajarse y eso puede causar inflamación. Es por eso que se recomienda sacar cualquier material de lectura del baño.

Es importante limpiar el ano suavemente, pero a fondo, después de cada deposición. Puedes usar un paño de algodón húmedo o una toalla de bebé que no contenga perfume ni colorantes. El remojo en agua tibia de diez a quince minutos dos o tres veces al día, te ayudará a mantener limpio el ano y a aliviar el dolor.

Como cada persona experimenta síntomas distintos, no todo tratamiento de hemorroides funcionará igual para cualquiera. Es probable que tu médico no recomiende una cirugía, especialmente si las inflamaciones no sangran.

Publicado en: Curar Hemorroides, Tratamientos de Hemorroides | 5 comentarios >


13 de enero de 2010

Tipos de Hemorroides

Hay varios grupos de las venas que rodean el recto y el ano – un grupo que se conoce como interno venas hemorroidales, y los otros se conocen como venas hemorroidales externas.

La causa de las hemorroides es demasiada presión en las venas hemorroidales ya sea interna o externa. Los dos tipos de hemorroides – las hemorroides internas y las hemorroides externas – son nombrados por el conjunto de las venas hemorroidales que afectan.

El tipo interno de las hemorroides

Las hemorroides internas se producen cuando hay demasiada presión en el interior de las venas hemorroidales. Con frecuencia, el único signo de que las hemorroides internas existe es brillante sangre roja que aparece en la superficie de las heces, en la taza del inodoro, o en el papel higiénico. Pero, si la presión y la inflamación continúa, las venas hemorroidales puede estirar fuera de forma, a veces tanto que bulto a través del ano en el exterior del cuerpo.

El dolor no suele ser común con las hemorroides internas, a menos que se forma un coágulo de sangre o una infección.

El tipo Externo de hemorroides

Las venas hemorroidales externas alrededor del ano también se pueden inflamar, causando hemorroides externas. Estas venas hinchadas que sangran con facilidad, ya sea por esfuerzo o el roce y la irritación de drenaje de moco puede causar picazón en la zona anal. Si la formación de coágulos de sangre en estas hemorroides, el dolor puede ser intenso.

Publicado en: Hemorroides | 4 comentarios >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom