Hemorroidectomía « Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

9 de enero de 2011

Cómo saber si debemos someternos a una cirugía de hemorroides

La cirugía de hemorroides sólo debe considerarse cuando todos los métodos empleados hasta el momento para curar hemorroides no han dado resultado.

Para saber si necesitas someterte a este tipo de intervención, puedes considerar estos tres factores:

Dolor extremo. Si el dolor generado por tus hemorroides es tan severo que afecta a tus actividades cotidianas, y los remedios naturales no han sido efectivos, entonces será necesaria una cirugía.
Si éste es tu caso, no dudes en hablar con tu médico inmediatamente para que te informe sobre cuál es el mejor curso de acción a tomar para tu caso particular.

Has agotado todas las demás opciones. Ya has probado con todos los tratamientos de hemorroides conocidos y no has conseguido los resultados que esperabas.
En este caso también debe considerarse la realización de una cirugía de hemorroides. Para la mayoría de las personas, los tratamientos hogareños son suficiente para aliviar y controlar sus hemorroides, pero hay algunos casos específicos donde las hemorroides persisten a pesar de todos los intentos realizados por eliminarlas.

Sangrado excesivo. Aunque no es muy frecuente, a veces las hemorroides empiezan a sangrar de manera sostenida. Si el sangrado se vuelve excesivo y no parece querer detenerse, entonces es posible que tu médico te recomiende curar las hemorroides a través de una cirugía.
Es normal ver una pequeña cantidad de sangre de vez en cuando al limpiarse después de la defecación, pero la ocurrencia de hemorragias intensas de forma regular no es un síntoma normal.

La cirugía de hemorroides debe considerarse como un último recurso debido a que puede ser muy dolorosa y traer aparejado el riesgo de una infección. Antes de someterte a una intervención quirúrgica, asegúrate de haber probado todas las opciones naturales posibles.

Publicado en: Consejos sobre hemorroides | 1 comentario >


19 de junio de 2010

¿Qué sucede luego de una hemorroidectomía?

Una hemorroidectomía es un procedimiento quirúrgico para remover inflamaciones anales, y suele aplicarse cuando los tratamientos de hemorroides empleados no dieron resultado. Por lo general, la cirugía se realiza bajo anestesia local o espinal, así que no se siente dolor durante su realización. Suele hacerse con láser o escalpelo, y el paciente que se someta a ella podrá volver a su casa el mismo día de la intervención.

Generalmente, recuperarse lleva dos o tres semanas, dependiendo de la gravedad de las hemorroides y del éxito de la cirugía. Puedes sentir dolor luego de la operación y durante los días posteriores; es probable que tu médico te prescriba algún medicamento para aliviar esa sensación. Pregúntale si existen otros remedios de venta libre que puedan ayudarte.

Es posible que quieras aplicarte remedios anestésicos en la región anal antes y después de cada deposición. Pregúntale a tu médico qué medicamentos podrían ser adecuados para ti, ya que elegir el correcto depende de la gravedad de tu condición. Quizás te prescriba un ablandador fecal para prevenir heces duras y tensión excesiva durante la defecación.

Recuerda usar compresas heladas a lo largo del día para ayudar a mantener aliviada la región anal, reduciendo la hinchazón y el dolor.

También es probable que tu médico te prescriba un antibiótico para prevenir infecciones. Esto es algo muy común, porque la infección es uno de los principales efectos secundarios de la cirugía.

Recuerda que la cirugía es el último recurso, porque hay muchas medidas para prevenir y curar hemorroides. Tu doctor quizás considere la posibilidad de practicar una hemorroidectomía si sufres de hemorroides grandes, internas, externas trombosadas, o recurrentes.

Entre los efectos secundarios de la hemorroidectomía se pueden mencionar el sangrado, el dolor y la dificultad al orinar o defecar. Si experimentas alguno de estos síntomas, deberías hacérselo saber a tu médico.

Por lo general, las hemorroides vuelven en menos del 5% de los casos después de la intervención. Pero el éxito real de este procedimiento depende de tu capacidad para hacer ajustes en tu estilo de vida. Una vez que has padecido hemorroides, tus chances de volver a sufrirlas son altas. Luego de la cirugía deberías empezar a cambiar algunos hábitos.

Crea y mantén un régimen diario de ejercicio ligero. Apenas con caminar o estirar los músculos todos los días mejorarás en gran medida la circulación natural de la sangre y prevendrás futuras inflamaciones.

Usa el baño apenas sientas la urgencia de ir. Postergar una deposición puede aumentar en gran medida tu posibilidad de sufrir estreñimiento, y te llevará a realizar una tensión excesiva cuando finalmente te sientes en el inodoro.

Y, como siempre, recuerda los consejos de alimentación que solemos brindar para el tratamiento de hemorroides.

Publicado en: Curar Hemorroides | 1 comentario >


11 de junio de 2010

Cirugías para curar las hemorroides

Hay muchos procedimientos para curar hemorroides a través de su eliminación. Muchos incluyen cirugías que remueven todas las inflamaciones, mientras que otros interrumpen el suministro de sangre hacia las hemorroides para provocar su desprendimiento, y otros las secan a través de químicos. El método que se use depende del tipo de inflamación.

La ligadura con banda elástica y el uso de químicos para secar la inflamación suelen usarse para hemorroides internas. Los procedimientos quirúrgicos con láser o escalpelo son más comunes para hemorroides externas. Otros métodos incluyen la creación de una incisión en la hemorroide para drenar la sangre.

La eficacia de todos estos métodos ha sido ampliamente probada: apenas en el 5% de los casos las hemorroides vuelven después de la cirugía. El mayor problema es el dolor que pueden conllevar.

Los procedimientos internos suelen ser menos dolorosos, aunque no todos están libres de dolor. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las molestias aparecen por la remoción de hemorroides externas. Muchos pacientes aseguran haber sentido más dolor después de la cirugía que antes de someterse a ella. Sin embargo, es algo temporal, y, con el seguimiento y el cuidado adecuados durante el postoperatorio, es difícil que la inflamación vuelva.

Luego de la cirugía es normal que tu médico te recomiende un analgésico para aliviar el dolor. Probablemente, también te prescriba un antibiótico para reducir el riesgo de infección. Y es muy común el uso de ablandadores de heces para facilitar las deposiciones.

La recuperación puede tardar entre dos y tres semanas. Durante ese período es muy importante no sobreexigirse, mantener la calma y no realizar ningún tipo de esfuerzo físico.

Después de la operación, es muy común sufrir episodios de sangrado leve. Deberías darte cuenta si la hemorragia empeora o no se detiene luego de los primeros días. Si el sangrado se vuelve excesivo o te sientes débil o con náuseas, no dudes en buscar atención médica.

Tu doctor te proveerá una completa lista de instrucciones para el postoperatorio. Es importante que sigas cada instrucción que se te dé. El éxito de tu cirugía depende de lo bien que te cuides después de haberte sometido a ella. Recuerda los consejos que siempre brindamos para el tratamiento de las hemorroides. Toma mucha agua y zumos de frutas y de vegetales. Come alimentos blandos que contengan fibra como vegetales, frutas y judías. Esto te ayudará cuando tengas tu primera deposición después de la cirugía, que puede generarte temor e incluso ser un poco dolorosa. Sin embargo, con el tiempo todo será más fácil.

Publicado en: Curar Hemorroides, Tratamientos de Hemorroides | 1 comentario >


12 de febrero de 2010

Los procedimientos quirúrgicos

Si otros procedimientos no han tenido éxito o si tiene hemorroides grandes, su médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico. La cirugía puede realizarse de forma ambulatoria o puede que tenga que permanecer en el hospital durante la noche.

* Hemorroidectomía. El cirujano elimina el tejido que causa sangrado excesivo. Varias técnicas pueden ser utilizados. La cirugía puede realizarse con anestesia local combinada con sedación, anestesia espinal o una anestesia general. La hemorroidectomía es la más eficaz y completa forma de eliminar hemorroides, pero también tiene la mayor tasa de complicaciones. Estos pueden incluir dificultad temporal para vaciar la vejiga y las infecciones del tracto urinario relacionadas con esta dificultad. La mayoría de las personas experimentan algo de dolor después del procedimiento. Los medicamentos para hemorroides pueden usarse para aliviar su dolor.

* Grapado. Este procedimiento, llamado hemorroidectomía hemorroidopexia con grapas o con grapas, bloquea el flujo de sangre al tejido hemorroidal. Grapado en general, implica menos dolor que la hemorroidectomía y permite una rápida vuelta al trabajo. En comparación con la hemorroidectomía, sin embargo, grapado se ha asociado con un mayor riesgo de recurrencia y el prolapso rectal, en el que parte del recto sobresale por el ano. Hable con su médico acerca de lo que podría ser la mejor opción para usted.

Publicado en: Hemorroides | 1 comentario >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom