causas hemorroides « Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

7 de agosto de 2012

¿Qué factores causan las hemorroides?

Las hemorroides constituyen uno de los problemas de salud más comunes tanto en hombres como en mujeres. Incluso aunque existan muchos artículos publicados en libros médicos o en Internet acerca del tema, la razón por la cual una persona desarrolla hemorroides sigue siendo un misterio para mucha gente.

En realizar, son muchos los factores asociables al desarrollo de estos pequeños bultos en la región anal, pero no hay una causalidad probada entre estos diferentes elementos de riesgo. Entre ellos se incluyen la diarrea frecuente, el esfuerzo durante la defecación, acciones involuntarias como toses, estornudar o vomitar; estar sentado durante largos períodos de tiempo, levantar objetos pesados, estar excedido de peso, problemas digestivos o hepáticos, el sexo anal, una dieta baja en fibra y el embarazo. Sin embargo, la causalidad no ha sido plenamente determinada hasta el momento.

Existen otras posibles causas ampliamente conocidas para esta afección. Durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre, el crecimiento del feto hace que el útero sea mayor en tamaño y comprima los intestinos, causando dificultad para liberar las heces y un debilitamiento de los músculos anales. Lo mismo se aplica para el exceso de esfuerzo durante la defecación, que no sólo causa una oclusión en el suministro de sangre alrededor de la región anal, sino que además incrementa la presión sobre la hemorroide.

Una teoría con muchos adeptos acerca de los orígenes de este problema es que el desarrollo de la hemorroide comienza con el estreñimiento y el debilitamiento de los músculos anales. Una dieta baja en fibra, la incapacidad de concretar la deposición o una enfermedad que dificulte esta tarea son algunas de las causas por las cuales alguien puede adquirir estreñimiento, haciendo que las heces se endurezcan y sean más difíciles de empujar por los intestinos. Esta situación, a largo plazo, lleva al desarrollo de una fuerza de tracción que arrastra hacia afuera las paredes del intestino grueso. Sin embargo, en la medida en que los músculos y los tejidos de apoyo se mantengan firmes, la hemorroide no se hinchará. Pero cuando la estructura se debilita como consecuencia de envejecimiento u otras condiciones, las paredes anales forzadas empezarán a correrse de su lugar y darán lugar a dichas protuberancias.

Ésta es apenas una de las muchas teorías acerca de la causa de esta enfermedad, pero la principal razón por la cual se producen las hemorroides no ha sido establecida hasta el momento. La importancia de poder conocer las causas de hemorroides es que de esa manera esta condición puede manejarse con mayor facilidad y podrá prevenirse la recurrencia de esta afección.

Publicado en: Hemorroides | Coméntalo >


30 de julio de 2012

Tres causas frecuentes de hemorroides

Las causas de las hemorroides son todas aquellas que puedan generar tensión en las venas rectales. Pero, en la mayoría de los casos, se producen por alguno de los siguientes factores:

1. Alimentación baja en fibra
La dieta occidental suele contener bajos niveles de fibra. Se trata de uno de los factores más importantes para el desarrollo de hemorroides. La ingesta diaria de fibra de una persona normal es de 10 gramos, pero nuestro cuerpo necesita al menos 30 gramos para satisfacer sus necesidades. Si tu dieta no incluye frutas ni verduras, seguramente estés consumiendo menos fibra de la que necesitas. Nos referimos a frutas frescas (sin procesar) y a vegetales de hoja verde.

Aunque la fibra no es especialmente nutritiva, sí facilita la excreción de las heces, al humidificar la materia fecal. También ofrece otras ventajas, como ralentizar la liberación de azúcar y evitar el hambre.

Ante la falta de fibra, sucede el estreñimiento, ya que los intestinos encuentran dificultades para transportar los desechos. Los tejidos internos del recto serán susceptibles a la hinchazón que deriva en las hemorroides, ya que deberás ejercer una fuerza mayor para defecar.

2. Embarazo
Las mujeres embarazadas tienen una alta probabilidad de desarrollar hemorroides. El peso del feto en el interior del útero añade una enorme presión a las venas rectales, bloqueando el flujo sanguíneo y llevando a su hinchazón. En quienes sufrieran el problema previamente al embarazo, la condición se agravará.

El cuerpo también segrega mayores niveles de progesterona con el fin de construir un ambiente interno adecuado para el crecimiento del niño, y mantener a la madre en un  estado emocional relajado. Lamentablemente, los músculos de los intestinos también se relajarán, llevando al estreñimiento y dando lugar a la aparición de hemorroides.

Además, el proceso del nacimiento, en sí mismo, lleva a la hinchazón de las venas anales debido al esfuerzo que implica. El alumbramiento del niño, en particular, genera presión sobre todos los músculos del cuerpo, especialmente los rectales, lo cual daña los tejidos y los vuelve más propensos a desarrollar hemorroides.

Las madres que no sufrieron de hemorroides durane el embarazo pueden contraerlas durante las labores de parto. Las altas cantidades de progesterona liberadas luego del embarazo pueden dar lugar al estreñimiento, por sus efectos sobre la actividad intestinal.

3. Hábitos sedentarios
Nos referimos aquí a la tendencia a estar constantemente sentados. La mayoría de los trabajos actuales exige estar mucho tiempo sentados frente al ordenador, leyendo y escribiendo documentos. Incluso nuestras horas dentro de casa son sedentarias, ya que las dedicamos al ordenador o a la televisión.

Estar sentado añade la presión de toda la parte superior del cuerpo sobre las nalgas, incluyendo los tejidos del canal anal. Estos delicados tejidos, eventualmente, sucumben ante esta enorme tensión, y se hinchan en la forma de hemororides.

Publicado en: Hemorroides | Coméntalo >


3 de octubre de 2010

Principales causas de hemorroides en la vida moderna

Son muchos los factores que pueden ocasionar la formación de hemorroides. Un ritmo de deposiciones irregular, como el que se tiene cuando se padece estreñimiento o diarrea; la falta de ejercicio regular y una dieta con bajo contenido de fibra; la presión abdominal, que genera un esfuerzo excesivo en la defecación; la presión en el recto causada por el embarazo; los factores hereditarios, el envejecimiento y la ausencia de válvulas en las venas del recto son apenas algunas de las causas que pueden llevar a contraer hemorroides.

Otros factores que pueden contribuir a su desarrollo son la obesidad y el estar sentado en el inodoro por largos períodos de tiempo. Ambas situaciones pueden generar presión sobre las venas del recto, contribuyendo a la aparición de hemorroides.

También pueden aparecer como consecuencia del embarazo, ya que el feto alojado en el vientre ejerce presión sobre el recto. Los cambios hormonales también pueden llevar a la hinchazón de los vasos hemorroidales. Además, durante el parto se genera una presión intra-abdominal añadida que puede desencadenar la aparición de este mal. Las hemorroides debidas al embarazo rara vez necesitan intervención quirúrgica ya que, por lo general, desaparecen luego del alumbramiento.

Las causas de hemorroides suelen estar relacionadas con los hábitos alimentarios y digestivos, especialmente cuando se sufre de presión intestinal. Estos factores están íntimamente relacionados. Cuando ingieres comidas procesadas y consumes poca fibra, tus posibilidades de sufrir estreñimiento se incrementan; y cuando estás estreñido, es más probable que debas hacer un gran esfuerzo por concretar una deposición. La dieta de los países occidentales, en este sentido, es nociva, porque contiene muchas comidas procesadas y es baja en fibra. En los países africanos, los problemas de hemorroides son poco frecuentes porque la dieta habitual contiene las cantidades adecuadas de fibra. Sin embargo, cuando los habitantes de estas naciones alteran su alimentación y comienzan a incorporar comidas procesadas, los casos de hemorroides se incrementan.

Las mejoras en el diseño de los inodoros modernos alientan el esfuerzo durante la deposición. Muchos pasan demasiado tiempo sentados cómodamente en el inodoro, generando presión sobre las venas del ano.

En la mayoría de los casos, las hemorroides se van solas. Esto, por lo menos, sucede cuando se evita el esfuerzo excesivo que genera hinchazón en las venas anales en casos de diarrea frecuente, estreñimiento o constante esfuerzo intestinal. Cuando previenes esos factores, las hemorroides pueden curarse rápidamente. En varios casos, la presencia de vasos debilitados en las venas anales incrementa el riesgo de hinchazón. La gente que no trata sus hemorroides adecuadamente tiene un mayor riesgo de volver a sufrirlas.

Publicado en: Hemorroides | 1 comentario >


8 de septiembre de 2010

Curar hemorroides causadas por estrés

El estrés es una de las causas más frecuentes de hemorroides. Los síntomas de hemorroides inducidas por estrés pueden conducir a muchos problemas de salud si no se los trata adecuadamente. Una vez que se da esta combinación, los problemas a resolver son dos: por un lado, las hemorroides en sí mismas; y por el otro, el estrés que las generó, que si no es adecuadamente controlado no hará más que dificultar las cosas cada vez más.

Los síntomas de hemorroides inducidas por estrés pueden ser aliviados con remedios caseros, suplementos o medicamentos para hemorroides. También es posible usar más de una opción al mismo tiempo. En el caso de tomar más de un remedio, es aconsejable consultar al médico para saber si son compatibles entre sí.

Por otro lado, también es necesario atacar al propio estrés que ocasionó el problema. Son muchos los factores que pueden determinar la aparición de este trastorno. Puede deberse a una cirugía o a una enfermedad reciente: el esfuerzo y la preocupación por volver a un óptimo estado físico suelen generar ansiedad. Los problemas laborales y familiares también están entre las causas de estrés más comunes. Lo importante es aprender a reducir la ansiedad hasta un punto en que no genere ningún tipo de manifestación física.

Para controlar el estrés existen muchos medicamentos y también técnicas naturales de relajación. La meditación suele dar muy buenos resultados a la hora de liberar tensiones, que suelen acumularse en el cuerpo y ocasionar problemas hormonales o enfermedades.

Una reacción que mucha gente experimenta cuando sufre de estrés es el estreñimiento. Se trata de una de las mayores causas de hemorroides. Con el estreñimiento, las venas del recto pueden irritarse e inflamarse. Otra posible reacción es la diarrea, que también puede generar la aparición de hemorroides.

Ya sea con meditación, ejercicio, técnicas de relajación o alguna otra alternativa, mantener el estrés bajo control aumentará tus chances de evitar o solucionar cualquier problema de hemorroides.

Publicado en: Hemorroides | Coméntalo >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom