Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

27 de marzo de 2012

Agua, bebidas alcohólicas y hemorroides: ¿en qué se relacionan?

Hay mucho para decir sobre la relación entre el consumo de agua, las hemorroides y el consumo excesivo de alcohol. Constantemente, desde los medios de comunicación se nos aconseja beber más agua para mejorar nuestra salud.

Todos sabemos que el agua es mejor que las gaseosas, las bebidas azucaradas y cualquier otro líquido que la gente prefiera beber más que la insípida agua.

Esos mismos medios también nos advierten que las hemorroides son una dolorosa realidad para muchos bebedores adictos.

Echemos un vistazo cercano a la relación entre el consumo de agua, el consumo excesivo de alcohol y las hemorroides.

El consumo de agua y las hemorroides
El agua es absolutamente esencial en la digestión, en la absorción de nutrientes y en la eliminación de desechos corporales a través de la orina y la deposición. Expertos en salud recomiendan, como regla general, beber al menos ocho vasos de agua por día. Si realizas ejercicio o pierdes fluidos corporales más rápidamente necesitarás beber más, pero la regla de los ocho vasos es un buen principio para respetar.

Beber agua ayuda a prevenir el estreñimiento crónico, que puede jugar un papel importante en el desarrollo de hemorroides. El esfuerzo realizado durante la deposición puede llevar a la hinchazón de las venas alrededor de la región anal. Cuando una persona no está adecuadamente hidratada, puede contraer estreñimiento, condición que lleva al desarrollo de hemorroides tanto internas como externas.

La deshidratación es un importante causal de hemorroides. Beber mucha agua puede ayudar en gran medida a reducir el riesgo de sufrir esta condición que afecta a millones de personas por año. Puede ser causada por problemas digestivos debidos a una mala hidratación. Te sorprendería saber cuántos casos de hemorroides se evitan a través de la regla de los ocho vasos.

La diarrea crónica también es una importante causa de hemorroides. Las contracciones espásticas propias de la diarrea agregan una presión perjudicial al ano, lo cual obliga a realizar un esfuerzo similar al del estreñimiento. La presión espástica sobre también puede causar fisuras anales además de las ya mencionadas venas inflamadas.

Cuando alguien presenta hemorroides, sus médicos siempre le aconsejan beber mucha agua para contribuir a la eliminación de toxinas y evitar, al mismo tiempo, que su organismo sufra problemas futuros.

Si no te gusta el sabor del agua del grifo o por cuestiones ecológicas quieres evitar el agua embotellada, puedes invertir en un purificador de agua para la cocina.

Consumo excesivo de alcohol y hemorroides
Si bien no tiene nada de malo beber una copa de vino durante la cena, el consumo excesivo de alcohol sí puede tener (además de muchas otras graves consecuencias) una incidencia directa en el desarrollo de hemorroides.

El alcohol deshridata gravemente el cuerpo y absorbe sus vitaminas. La mayoría de la gente, cuando bebe alcohol, olvida beber agua entre tragos alcohólicos y no toma vitaminas luego de una ingesta alcohólica abundante.

Los bebedores se enfrentan a un alto riesgo de contraer hemorroides debido a la deshidratación y la falta de vitaminas que el alcohol produce en sus organismos. Es recomendable tomar un multivitamínico cuatro horas antes de beber alcohol. Cuando bebes alcohol, asegúrate de tomar vitaminas.

Beber demasiado alcohol puede causar estreñimiento severo y la formación de heces pequeñas y secas muy difíciles de liberar en la deposición. El esfuerzo y la presión necesarios para la deposición hacen que las venas alrededor del ano se inflamen. Éste es un factor importante para el desarrollo de hemorroides internas y externas.

La gente que consume alcohol excesivamente suele experimentar problemas digestivos. Esto se debe a que el alcohol en cualquiera de sus formas (cerveza, vino, whisky, etc.) actúa como un diurético que deshidrata al que lo bebe.

Una persona deshidratada suele sufrir de estreñimiento y se ve obligada a realizar un esfuerzo excesivo durante la deposición. Una borrachera también puede llevar a un aumento importante de la presión sanguínea, lo cual terminará por incrementar la presión sobre las delicadas venas en el interior y alrededor del ano.

Lo importante es beber agua incluso cuando se esté bebiendo alcohol para mantenerse bien hidratado. La deshidratación, el estreñimiento y la diarrea contribuyen en buena media a aumentar el riesgo de sufrir hemorroides o pueden empeorar las hemorroides existentes. El agua es un gran aliado cuando se trata de hemorroides. El consumo excesivo de alcohol y las hemorroides son dos cosas que debes evitar terminantemente.

Publicado en: Hemorroides | 1 comentario >


22 de marzo de 2012

Consejos de alimentación para curar hemorroides

Mantener una alimentación saludable para evitar las hemorroides no sólo es bueno para nuestra salud digestiva e intestinal, sino también para la de todo nuestro organismo. Las personas que siguen una alimentación saludable se sienten bien interiormente cuando su apariencia externa luce sensacional. Es algo que mejora nuestra calidad de vida general.

Las comidas con alto contenido graso y procesadas que no poseen un gran valor nutricional juegan un rol importante en el empeoramiento de nuestra salud digestiva e intestinal. Seguir una alimentación con altos niveles de colesterol puede aumentar el riesgo de padecer hemorroides, lo cual es indeseable para cualquier persona.

Una dieta adecuada puede ayudar a reducir el riesgo de contraer esta enfermedad que ataca a millones de personas al año. Además, es una dieta muy asequible que te permitirá ahorrar dinero mientras mejoras tu salud.

Consejos de alimentación para prevenir hemorroides

* Bebe al menos ocho vasos de agua por día.
* Evita las comidas procesadas y los bocadillos.
* Toma diariamente suplementos de fibra y multivitamínicos, contando previamente con aprobación médica.
* Consume frutas y vegetales frescos.
* Consume muchas comidas hechas con granos enteros y salvado.
* Añade una deliciosa variedad de judías, lentejas y arroz itegral como guarnición para el pescado o el pollo sin piel (al horno o a la parrilla).
* Reduce la ingesta de carnes rojas y cuando las consumas, elige cortes magros.
* Come nueces y semillas sin sal.
* Utilizar un limpiador de colon natural te ayudará a mantener deposiciones regulares (consulta a tu médico antes de usarlo).

Estos consejos son simples de seguir para cualquier persona y ayudarán a evitar las hemorroides previniendo una de sus causas principales, que es el estreñimiento.

Publicado en: Consejos sobre hemorroides | Coméntalo >


15 de marzo de 2012

Curar hemorroides durante el embarazo

Muchas mujeres embarazadas tienden a desarrollar hemorroides debido a la presión excesiva que ejerce el feto en crecimiento sobre los músculos rectales.

Si estás embarazada y te preocupa la posibilidad de contraer hemorroides durante el embarazo, puedes probar algunos simples métodos para evitarlas. Es muy importante que introduzcas comidas ricas en fibra a tu alimentación y consumas mucho líquido. Estas medidas ayudan a evitar el estreñimiento, que es la principal causa de hemorroides. También puedes realizar ejercicios de Kegel para ganar fuerza en los músculos rectales, lo cual, finalmente, te ayudará a alejar las hemorroides.

Las mujeres que sufran hemorroides durante el embarazo pueden aliviarlas a través de remedios caseros como los que ofrecemos a continuación:

* Usar compresas heladas sobre el área afectada puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación causada por las hemorroides. Puedes hacer las compresas utilizando guisantes congelados o hielo. Aplícalas varias veces al día.

* La aplicación de olmo escocés puede ayudar en buena medida a aliviar el dolor y la irritación causada por las hemorroides. Puedes encontrarlo como remedio de venta libre en la mayoría de las farmacias. Todo lo que debes hacer es remojar un trozo de algodón en esta sustancia y aplicarlo sobre la zona afectada. Sin embargo, es importante renovar los algodones cada cierto tiempo.

* La higiene de la región anal es muy importante cuando hablamos de hemorroides. El paciente debe mantener el área seca y limpia. Evita utilizar ropa interior sintética o demasiado ajustada. Puedes usar toallitas de limpieza para una mejor higiene.

* Evita pasar largos períodos de tiempo en el inodoro. Esto alejará la posibilidad de que los músculos rectales se vean sobrepresionados. Si realmente necesitas pasar mucho tiempo sentado, haz descansos regulares y evita esforzarte.

Además de lo mencionado, si estás embarazada puedes preguntar a tu médico sobre el consumo de suplementos de fibra para evitar las hemorroides. La mayoría de las hemorroides que ocurren durante el embarazo tienden a irse solas luego del nacimiento del bebé. Pero si persisten, es importante no ignorarlas. Consulta a tu médico para conocer las opciones disponibles para el tratamiento de hemorroides. Atacar el problema en su etapa inicial evitará complicaciones futuras.

Publicado en: Consejos sobre hemorroides | Coméntalo >


25 de febrero de 2012

Cómo elegir el tratamiento de hemorroides más adecuado

Cuando buscas un tratamiento de hemorroides que se adapte a tus necesidades, debes considerar algunos factores importantes, como por ejemplo: cuál te resultaría más cómodo, cuánto tiempo de recuperación posterior requiere, cuánto tarda en ofrecer resultados y qué cantidad de dinero estarías dispuesto a invertir. En este artículo te brindaremos respuestas a todas esas preguntas.

Si tus hemorroides atraviesan un grado avanzado y te causan dolor, es importante que veas a un médico, ya que la situación, de lo contrario, podría empeorar.

En los casos extremos, la única opción para curar hemorroides es someterse a una cirugía. La hemorroidectomía requiere un posoperatorio de cuatro semanas. Debe tomarse como la última opción a considerar, ya que es muy dolorosa y puede tener efectos secundarios a largo plazo. Suele ser bastante cara.

Si tus hemorroides no son tan agudas, puedes elegir otros tratamientos.

El primer tratamiento a considerar para hemorroides moderadas es la aplicación de una crema natural, como Argile Verte. Esta crema alivia el dolor, la hinchazón y el picor, elimina las bacterias presentes en la región anal y detiene el sangrado.

También existen muchos remedios naturales que puedes elaborar por tu propia cuenta. Este tipo de tratamiento de hemorroides puede involucrar vitaminas, minerales y varias hierbas con propiedades curativas. Estos métodos brindan alivio rápido y efectivo al dolor y reducen el tamaño de las hemorroides en cuestión de días. Además, son muy económicos.

Otro consejo que puedes seguir es tomar un agradable baño de asiento. El agua tibia aliviará el dolor y la hinchazón. No es aconsejable que añadas sales, ya que las tinturas presentes en ellas pueden irritar la zona afectada.

Una vez que hayas terminado el baño, puedes tomar un poco de hielo (envuelto en una tela) y aplicarlo en forma de compresa sobre la zona anal. Esto genera una disminución en la cantidad de sangre que fluye hacia el área afectada; también brinda un efecto de relajación que aliviará un poco más el dolor. Repite este proceso varias veces al día para obtener mejores resultados.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom