Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

12 de abril de 2012

Tratamiento de hemorroides sangrantes

A veces, las hemorroides producen sangrado. Este fenómeno suele producirse cuando las hemorroides internas se agrandan y sobresalen hacia el exterior, convirtiéndose en hemorroides prolapsadas. En estos casos, es normal que se formen coágulos de sangre.

Trombosis es el término utilizado para las hemorroides externas prolapsadas con coágulos de sangre, que pueden volverse púrpuras e incluso azules, y a menudo generar hemorragias. A pesar de su apariencia atemorizante, no representan un peligro real y generalmente se van por sí solas en una semana, sin necesidad de intervención médica.

Las hemorroides internas se localizan en el interior del ano. Por lo general, no son dolorosas, simplemente porque en el interior del ano no existen nervios sensibles al dolor. La única forma en que puedes percibirlas es cuando notas sangrado luego de la deposición. Al igual que las hemorroides externas, las hemorroides internas pueden prolapsar y expandirse en el esfínter. A diferencia de las hemorroides internas más pequeñas, éstas hemorroides internas expandidas pueden ser muy incómodas. En cualquier caso, debes iniciar un tratamiento de hemorroides sangrantes adecuado.

El sangrado de las hemorroides puede tratarse fácilmente con frío. Toma un poco de hielo y llena una compresa con él. Una vez que la compresa esté llena, aplícala sobre las hemorroides sangrantes para ayudar a que la fisura coagule y se detenga la hemorragia. Éste es uno de los tratamientos de hemorroides sangrantes hogareños más fáciles de desarrollar.

Para las hemorroides internas que sangran, un baño ribio de asiento puede ser la solución más rápida posible. Necesitarás una bañera y agua tibia. Luego, sumérgete procurando que el área rectal permanezca bajo el agua durante algunos minutos. El agua tibia correrá a través del recto remojando las fisuras rectales internas y deteniendo el sangrado.

El limón y la miel mezclados funcionan muy bien a la hora de detener el sangrado hemorroidal. Esto se debe a que el limón y la miel fortalecen los vasos sanguíneos. Hazlo todos los días tres veces a la semana para obtener resultados. Las cáscaras de limón también son ricas en sustancias que pueden ayudar a detener el sangrado. Hierve las cáscaras de limón en agua caliente. Espera que el agua se enfríe para que su temperatura sea más tolerable y bébela. Hazlo al menos una vez al día para detener el sangrado hemorroidal.

Algunas hierbas pueden ser utilizadas como supusitorios para ayudar a aliviar las hemorroides. El ajo y la cebolla están entre est tipo de remedios herbales. Conviértelos en supositorios retirando la piel que los cubre. Córtalos en pequeños pedazos y colócalos dentro del ano hasta que queden completamente en el interior. Es un método económico y libre de riesgos para curar hemorroides sangrantes.

Estos tratamientos de hemorroides sangrantes suelen estar al alcance de cualquier persona que padezca hemorroides, sean sangrantes o no. Siempre ten en cuenta que estos tratamientos son más efectivos mientras menor sea el tiempo entre el inicio del sangrado y su aplicación.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


5 de abril de 2012

Tratamiento de hemorroides para mujeres embarazadas

Por lo general, el embarazo aumenta el riesgo de las mujeres de contraer hemorroides. No todas las mujeres sufren hemorroides cuando están embarazadas. Sin embargo, muchas de ellas se ven obligadas a enfrentarse a este molesto problema. ¿Qué es lo que causa hemorroides durante el embarazo? Hablemos un poco más sobre eso.

Cuando una mujer está embarazada, su útero, naturalmente, crece. Esto añade presión sobre las venas de la zona pélvica. Esta presión puede inducir una protrusión de las venas bajo el útero, dando lugar a hemorroides.

Otra afección típica del embarazo es el estreñimiento. De hecho, esas condiciones pueden estar íntimamente ligadas. Si una mujer sufre estreñimiento, necesitará realizar un esfuerzo mayor durante la deposición. Esto puede dar lugar al surgimiento de hemorroides.

Además, durante el embarazo, los niveles de progesterona de la mujer aumentan significativamente. Esto puede ser otro causal de hemorroides.

El aumento de la progesterona, a menudo, lleva a las venas a relajarse. Es por eso que se hinchan con mucha mayor facilidad. Además, la progesterona produce estreñimiento, lo cual termina por causar hemorroides.

Éstas son algunas de las razones por las cuales las mujeres embarazadas contraen hemorroides con mayor facilidad que las demás mujeres. Ahora, hablemos sobre cómo curar hemorroides sin poner en riesgo al niño por nacer.

El primer paso es mantener una alimentación rica en fibra. Se trata de incluir comidas como habas, judías, naranjas, peras, coles, tringo integral, manzanas y zanahorias. Consumir altas dosis diarias de agua también ayudará. Se recomienda consumir al menos ocho vasos de agua por día.

Otra manera de afrontar las hemorroides es realizando ejercicio diariamente. Basta con hacer algo tan simple como caminar. Caminar entre 20 y 30 minutos puede ser de gran ayuda. Los ejercicios de Kegel también son muy útiles. Estos ejercicios tienen la capacidad de ayudar a fortalecer los músculos e incrementar la circulación en la zona rectal.

También es aconsejable no pasar largos tiempo sentado o de pie. Esto puede reducir la circulación. Si necesitas estar sentado por largo tiempo, procura levantarte y moverte de tanto en tanto. No realices ningún tipo de levantamiento de pesos.

Sentarse sobre una compresa helada también puede aliviar la incomodidad. Y algunos remedios de venta libre como Argile Verte constituyen una efectiva vía natural para curar hemorroides.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


29 de marzo de 2012

Hierbas que ayudan a curar hemorroides

Las hemorroides representan un problema muy embarazoso para quienes las padecen. Por eso, cuando ocurren, es bueno conocer algunos remedios herbales para emprender un tratamiento de hemorroides desde la privacidad que sólo garantiza nuestro hogar.

* Sidra de manzana. Ayuda a mejorar la digestión y a incrementar el flujo sanguíneo, previniendo así el estreñimiento. Es aconsejable beberla dos veces al día luego de las comidas.

* Jugo de aloe vera puro. Es efectivo en el alivio del picor y la hinchazón.

* Pimienta de cayena o pimentón picante. Contiene capsaicina. Brinda nutrientes al corazón y ayuda a desintoxicar la sangre. Facilita la curación de los vasos sanguíneos. Ayuda a recuperar la elasticidad de las arterias y las venas. El pimentón picante cura la inflamación de las venas en el recto, incluyendo al ano. Su consumo regular elimina por completo las hemorroides.

* Celidonia menor. Se aconseja aplicarla externamente sobre la hemorroide para aliviar el sangrado.

* Olmo escocés. Es excelente para detener el sangrado hemorroidal. Se aplica el extracto de sus hojas o se las pela para pasarlas directamente sobre la región afectada.

* Extracto de arándano. Es rico en bioflavonoides. Mejora la circulación sanguínea en casos de hemorroides y varices.

* Castaño de Indias
. Contiene aescina. Ayuda a fortalecer y tonificar las paredes internas de las venas. De esta manera, reduce la hinchazón y el dolor de las hemorroides.

* Extracto de rusco. Ayuda a la constricción de los vasos. Colabora en la expansión de las válvulas de los vasos y también reduce la inflamación y la hinchazón.

* Té de manzanilla. Contiene flavonoides. Bébelo varias veces al día. Algunas personas aseguran que alivia el dolor de las hemorroides.

* Extracto de hojas y flores de gordolobo. Contiene astringentes. Tiene propiedades analgésicas.

Publicado en: Curar Hemorroides | Coméntalo >


27 de marzo de 2012

Agua, bebidas alcohólicas y hemorroides: ¿en qué se relacionan?

Hay mucho para decir sobre la relación entre el consumo de agua, las hemorroides y el consumo excesivo de alcohol. Constantemente, desde los medios de comunicación se nos aconseja beber más agua para mejorar nuestra salud.

Todos sabemos que el agua es mejor que las gaseosas, las bebidas azucaradas y cualquier otro líquido que la gente prefiera beber más que la insípida agua.

Esos mismos medios también nos advierten que las hemorroides son una dolorosa realidad para muchos bebedores adictos.

Echemos un vistazo cercano a la relación entre el consumo de agua, el consumo excesivo de alcohol y las hemorroides.

El consumo de agua y las hemorroides
El agua es absolutamente esencial en la digestión, en la absorción de nutrientes y en la eliminación de desechos corporales a través de la orina y la deposición. Expertos en salud recomiendan, como regla general, beber al menos ocho vasos de agua por día. Si realizas ejercicio o pierdes fluidos corporales más rápidamente necesitarás beber más, pero la regla de los ocho vasos es un buen principio para respetar.

Beber agua ayuda a prevenir el estreñimiento crónico, que puede jugar un papel importante en el desarrollo de hemorroides. El esfuerzo realizado durante la deposición puede llevar a la hinchazón de las venas alrededor de la región anal. Cuando una persona no está adecuadamente hidratada, puede contraer estreñimiento, condición que lleva al desarrollo de hemorroides tanto internas como externas.

La deshidratación es un importante causal de hemorroides. Beber mucha agua puede ayudar en gran medida a reducir el riesgo de sufrir esta condición que afecta a millones de personas por año. Puede ser causada por problemas digestivos debidos a una mala hidratación. Te sorprendería saber cuántos casos de hemorroides se evitan a través de la regla de los ocho vasos.

La diarrea crónica también es una importante causa de hemorroides. Las contracciones espásticas propias de la diarrea agregan una presión perjudicial al ano, lo cual obliga a realizar un esfuerzo similar al del estreñimiento. La presión espástica sobre también puede causar fisuras anales además de las ya mencionadas venas inflamadas.

Cuando alguien presenta hemorroides, sus médicos siempre le aconsejan beber mucha agua para contribuir a la eliminación de toxinas y evitar, al mismo tiempo, que su organismo sufra problemas futuros.

Si no te gusta el sabor del agua del grifo o por cuestiones ecológicas quieres evitar el agua embotellada, puedes invertir en un purificador de agua para la cocina.

Consumo excesivo de alcohol y hemorroides
Si bien no tiene nada de malo beber una copa de vino durante la cena, el consumo excesivo de alcohol sí puede tener (además de muchas otras graves consecuencias) una incidencia directa en el desarrollo de hemorroides.

El alcohol deshridata gravemente el cuerpo y absorbe sus vitaminas. La mayoría de la gente, cuando bebe alcohol, olvida beber agua entre tragos alcohólicos y no toma vitaminas luego de una ingesta alcohólica abundante.

Los bebedores se enfrentan a un alto riesgo de contraer hemorroides debido a la deshidratación y la falta de vitaminas que el alcohol produce en sus organismos. Es recomendable tomar un multivitamínico cuatro horas antes de beber alcohol. Cuando bebes alcohol, asegúrate de tomar vitaminas.

Beber demasiado alcohol puede causar estreñimiento severo y la formación de heces pequeñas y secas muy difíciles de liberar en la deposición. El esfuerzo y la presión necesarios para la deposición hacen que las venas alrededor del ano se inflamen. Éste es un factor importante para el desarrollo de hemorroides internas y externas.

La gente que consume alcohol excesivamente suele experimentar problemas digestivos. Esto se debe a que el alcohol en cualquiera de sus formas (cerveza, vino, whisky, etc.) actúa como un diurético que deshidrata al que lo bebe.

Una persona deshidratada suele sufrir de estreñimiento y se ve obligada a realizar un esfuerzo excesivo durante la deposición. Una borrachera también puede llevar a un aumento importante de la presión sanguínea, lo cual terminará por incrementar la presión sobre las delicadas venas en el interior y alrededor del ano.

Lo importante es beber agua incluso cuando se esté bebiendo alcohol para mantenerse bien hidratado. La deshidratación, el estreñimiento y la diarrea contribuyen en buena media a aumentar el riesgo de sufrir hemorroides o pueden empeorar las hemorroides existentes. El agua es un gran aliado cuando se trata de hemorroides. El consumo excesivo de alcohol y las hemorroides son dos cosas que debes evitar terminantemente.

Publicado en: Hemorroides | 1 comentario >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom