Las hemorroides y la diabetes

Las hemorroides y la diabetes « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Remedios naturales para reducir el tamaño de las hemorroides

Hemorroides y pólipos rectales >



24 de mayo de 2012

Las hemorroides y la diabetes

Aunque muchos diabéticos aseguran ser especialmente propensos a sufrir hemorroides, esta afección tiene más que ver con la alimentación y el estilo de vida que con la diabetes. Una dieta rica en alimentos procesados y una rutina sedentaria, ya sea por trabajo o por placer, pueden llevar a su formación.

Si tienes entre 20 y 50 años, puedes tener un excelente nivel de salud general y sin embargo desarrollar hemorroides con cierta frecuencia. La clave es la prevención. Cambia tu estilo de vida añadiendo algo de ejercicio y algunos cambios en tu alimentación y mantendrás las hemorroides alejadas para siempre.

Incrementa tu ingesta de fibra. Obtenla de la naturaleza. Las frutas frescas, los vegetales y los productos basados en granos enteros deben tener un papel especial en tu alimentación diaria. Sólo utiliza suplementos o preparados químicos en caso de que necesites fibra adicional.

Otra buena opción es adquirir semillas de lino frescas y molerlas como sea necesario. Las semillas de lino que se almacenan durante mucho tiempo tienden a perder sus propiedades saludables y se vuelven rancias. Por eso, siempre guárdalas en el refrigerador. Las semillas de lino que permanecen durante mucho tiempo en los estantes de las farmacias están llenas de conservantes químicos que permiten su almacenamiento en esas condiciones. Al ingerir este cóctel químico no harás más que obstruir tu camino hacia un estilo de vida más saludable.

El ejercicio de bajo impacto (como caminar) en períodos de apenas 10 minutos por día ayudan a mantener las heces blandas y húmedas (lo cual acelera la tasa a la cual las comidas viajan por el tracto digestivo), estimulando una deposición fácil y rápida.

Bebe mucha agua para mantenerte hidratado. Esto no sólo ayuda a todo los órganos del cuerpo, sino que además contribuye a facilitar la deposición manteniendo un flujo de heces rápido y suave.

Evita consumir cantidades excesivas de café (tanto regular como descafeinado), el alcohol y algunas especias fuertes (como chile y pimiento de cayena). La digestión permanente de estas sustancias lleva a la deshidratación y a la inflamación, lo cual afecta a los tejidos externos de la piel.

Quienes tengan trabajos de escritorio deben acostumbrarse a levantarse y ponerse en movimiento al menos de tres a cinco minutos por día. Estar sentado largos períodos de tiempo genera una presión continua que es perjudicial para los nervios y los tejidos sensitivos, llevando al crecimiento de las hemorroides.

Relájate, o al menos aprende a manejar tus niveles de estrés. Si posees una personalidad tipo A (agresiva), ten en cuenta que toda esa presión autoimpuesta afecta a tu sistema digestivo agravando tu sistema nervioso, el centro de control para una buena digestión en el cuerpo humano.

Coméntalo >

Publicado en: Enfermedades

No hay comentarios

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom