Ejercicios de Kegel para el tratamiento de hemorroides

Ejercicios de Kegel para el tratamiento de hemorroides « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Cómo reconocer hemorroides trombosadas

Hemorroides durante el embarazo >



20 de julio de 2010

Ejercicios de Kegel para el tratamiento de hemorroides

Los ejercicios de Kegel son una serie de maniobras destinadas a fortalecer los músculos que sostienen el recto y, entre otros beneficios, contribuyen a fortalecer el área muscular afectada por las hemorroides.

Uno de los músculos situados en el piso pélvico tiene por nombre pubococcígeo. Se trata de un músculo de cierto grosor en forma de U que se extiende desde el hueso púbico, en la parte delantera de la pelvis, hasta el cóccix, o hueso de la cola. Este es el músculo que se fortalece durante los ejercicios de Kegel.

El éxito de los ejercicios Kegel radica en aplicar la técnica correcta y comprometerse a practicarlos con regularidad.

Para encontrar su músculo pubococcígeo, intente detener súbitamente el flujo de orina durante la micción. El músculo que debe contraer para esta acción es el músculo pubococcígeo. Si bien los músculos del abdomen y recto se contraen a la par, es el músculo pubococcígeo el que detiene el flujo de orina.

Luego de localizar el músculo y sentir cierto control sobre él, intente llevar a cabo los ejercicios Kegel. Los ejercicios son sencillos y se pueden realizar acostado, sentado o parado.

Ejercicio de ciclo largo
1. Contraiga el músculo pubococcígeo por 10 segundos.
2. Relaje el músculo pubococcígeo por 10 segundos.
3. Repita ambos pasos 15 veces. Tras completar el ejercicio de ciclo largo, relájese 30 segundos, luego inicie el ejercicio de ciclo corto.

Ejercicio de ciclo corto
1. Contraiga el músculo pubococcígeo  por 1 segundo, luego relájelo por 1 segundo.
2. Realice cada contracción y relajación 10 veces.
3. Repita ambos pasos 15 veces.

Respire normalmente para evitar que otros músculos se tensen mientras lleva a cabo los ejercicios Kegel. Puede ser de ayuda contar en voz alta. Relajar el músculo pubococcígeo es tan importante como contraerlo. Haciendo ambas cosas, fortalece el músculo y lo hace funcionar más efectivamente.

Practique ambos ejercicios todos los días hasta llegar a las 15 veces, eso le tomará solamente 10 minutos en total.

La mayor parte de las personas advierte una disminución en los síntomas dentro del primer mes de haber comenzado los ejercicios. Si su músculo pubococcígeo se encuentra muy débil, puede ser que no advierta diferencia alguna por varias semanas. Si no nota cambios tras haber realizado los ejercicios durante varias semanas, contacte a su médico para asegurarse que ha identificado correctamente el músculo pubococcígeo y practica los ejercicios de la manera adecuada.

Si experimenta algún dolor o molestias al realizar los ejercicios Kegel, contacte a su médico. Esta molestia puede indicar que requiere de asistencia especializada.

2 comentarios >

Publicado en: Ejercicios para Hemorroides

2 comentarios

  1. artemio vidal dice | julio 20, 2010 a las 1:24 pm

    Comentariosquisiera saber en forma puedo hacer el pago:vivo en argentina y lo unico posible seria por rapipago o pago facil y a que direccion y destinatario debo citar.
    Es la unica forma que me es factible, nomanejo otra posibilidad, asi que uds me diran si es posible a loque quedo agradecido desde ahora.Artemio

  2. Argile Verte dice | julio 20, 2010 a las 1:24 pm

    Te recomiendo que envíes tu consulta a info@hemorroidesno.com

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom