Consejos para el tratamiento de hemorroides trombosadas

Consejos para el tratamiento de hemorroides trombosadas « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Síntomas de las hemorroides internas

Cómo saber si debemos someternos a una cirugía de hemorroides >



7 de enero de 2011

Consejos para el tratamiento de hemorroides trombosadas

Las hemorroides trombosadas son aquellas que se han bloqueado debido a la formación de coágulos de sangre. Por lo general, tienen el aspecto de bultos duros y se hinchan notablemente, causando un gran dolor.

El tratamiento de hemorroides trombosadas a emplear depende del grado de avance de la afección. Las hemorroides de aparición reciente y aquellas de tamaño pequeño pueden tratarse desde el hogar. Es decir, con simples cambios en la dieta, baños de asiento, analgésicos, una buena higiene anal y remedios herbales, y a veces cremas tópicas. También se recomienda una dieta rica en fibra y un consumo adecuado de líquidos, a fin de evitar la dureza en las heces. También deben tomarse medidas para evitar heces líquidas o diarrea, ya que esto puede generar dolor a la persona afectada. Las compresas heladas y los baños tibios pueden ayudar a relajar las venas y curar las hemorroides. Los ungüentos y supositorios pueden aliviar el dolor y reducir la inflamación de las hemorroides externas. Este tipo de prácticas pueden ayudar a evitar el posterior desarrollo e irritación de las hemorroides.

El tratamiento de hemorroides trombosadas también puede incluir algunos procedimientos médicos. La ligadura con banda elástica, método habitual para las hemorroides de gran tamaño, se realiza aplicando bandas de goma a la hemorroide a fin de cortar el flujo de sangre que corre hacia ella y provocar su desprendimiento en cuestión de días. También pueden realizarse enemeas para limpiar esa zona, aunque se debe obrar con cuidado, y el procedimiento debe ser llevado a cabo por un médico. Además, puede utilizarse cauterización láser, infrarroja o eléctrica.

Dependiendo del caso, se puede utilizar cirugía menor para remover el coágulo o la hemorroide en sí misma. El tratamiento de hemorroides trombosadas encuentra una amplia gama de opciones que varían según el médico o el hospital. La escleroterapia se basa en la aplicación de inyecciones de un químico que endurece las venas y hace que las hemorroides vayan encogiéndose. Para las hemorroides de grado III o grado IV se suele utilizar la hemorroidectomía, que es un procedimiento quirúrgico en el cual se ataca directamente el tejido hemorroidal. Este método suele ser efectivo en casos donde los procedimientos no quirúrgicos han fracasado o cuando las hemorroides son muy grandes y presentan síntomas graves. La mayor complicación de este procedimiento es el dolor del posoperatorio. Pueden requerirse entre dos y cuatro semanas antes de que el paciente pueda volver a sus actividades normales después de la cirugía.

Los tratamientos de hemorroides trombosadas son muchos y muy variados, pero la mejor opción, siempre, es atacar el problema en su etapa inicial a través de métodos hogareños y remedios naturales. Debe tenerse en cuenta que antes de consumir alguno de esos remedios, es necesario realizar una consulta con el médico, ya que podrían ocurrir conflictos con otros medicamentos en uso. Los astringentes naturales como el olmo escocés, el geranio, la miel y el aloe vera tienen la capacidad de aliviar la zona afectada y reducir la hinchazón. Las compresas heladas pueden ser útiles para curar la inflamación y la irritación. Los suplementos dietarios, como aquellos con extractos de arándano, castaño de Indias, rusco y otros bioflavonoides, pueden curar las hemorroides ayudando a fortalecer, proteger y aliviar problemas venosos. Una dieta efectiva y con buenas cantidades de fibra no sólo ayudará a curar tu actual problema de hemorroides sino que también evitará su desarrollo en el futuro.

Otras técnicas han probado su efectividad para aliviar el dolor hemorroidal. Una de ellas es estar en posición de sentadillas durante la defecación. Se cree que puede ayudar a evitar la aparición de hemorroides en el futuro. Las técnicas de tratamiento de hemorroides trombosadas como mantener las piernas en alto mientras se duerme pueden ayudar a que las venas engrosadas vuelvan a su tamaño habitual. Los baños calientes también peuden ayudar a relajar las venas y aliviar el dolor. Usar ropa suelta y ropa interior liviana puede ayudar al paciente, mientras que el uso de ropas ajustadas no hará más que agravar el dolor y la irritación. Otra técnica es realizar ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos de la zona pélvica y también aliviar el dolor.

1 comentario >

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides

1 comentario

  1. Características de las hemorroides trombosadas dice | enero 7, 2011 a las 4:14 am

    [...] forma de evitar las hemorroides trombosadas es consumiendo mucha fibra. La fibra suaviza la consistencia de las heces y te ayudará [...]

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom