Tratamientos de Hemorroides « Curar Hemorroides

top

¿Quieres librarte de las hemorroides?

¡Con Argile Verte Cattier puedes!

Producto homeopático sin contraindicaciones: Arcilla verde 100% natural,
importada del norte de Francia, sin químicos y muy fácil de usar:
Se aplica directamente sobre la hemorroide.
comprar ahora¡Envío en 24 hrs GRATIS!

¡En sólo 3 pasos!

  • 1. Aplica una capa gruesa sobre la hemorroide.
  • 2. Déjala secar durante 10 minutos.
  • 3. Aclara con agua tibia y sécate la piel.
  • Reduce el hinchazón y calma tu dolor
  •   Refresca inmediatamente
  • Regenera la piel alrededor de la hemorroide
  • ¡Mejora tu calidad de vida!

Comparte tu experiencia con otras personas

21 de junio de 2012

Los tratamientos de hemorroides más fáciles de implementar

A veces, las soluciones más simples son las que mejor funcionan. Esto es cierto, por ejemplo, en el caso de las hemorroides. En este artículo te ofreceremos algunos remedios naturales con eficacia comprobada para tratar esta afección.

1. Cambia tu dieta
Algunas comidas pueden aliviar las hemorroides, mientras que otras pueden agravarlas. Para curar hemorroides, lo ideal es que consumas alimentos ricos en fibra, granos, legumbres y avena. Consumir más frutas y vegetales también será de ayuda. Beber mucha agua y zumos frutales ayudará a aliviar el estreñimiento, lo cual terminará aliviando las hemorroides.

2. Haz ejercicio
El ejercicio es uno de los remedios naturales para hemorroides con más beneficios probados. El ejercicio mejora el sistema digestivo y reduce el estreñimiento. Si no te gusta hacer ejercicio, puedes empezar con actividades como correr, nadar o bailar, de manera de acostumbrarte al movimiento.  El ejercicio regular no sólo ayudará a curar hemorroides, también mejorará tu estado general de salud.

3. Adopta hábitos sanitarios saludables
Para reducir el dolor y la hinchazón asociados a las hemorroides, es importante que desarrolles buenos e higiénicos hábitos intestinales. No te esfuerces cuando sientas la necesidad de defecar. Espera al momento indicado para concretar la deposición. Procura utilizar papel suave y toallitas higiénicas para una buena limpieza.

4. Utiliza lubricantes y ablandadores fecales
Existen algunos tipos de ablandadores fecales y lubricantes que puedes usar para aliviar tu problema de hemorroides. Los ablandadores fecales basados en fibra están entre los más populares. Como el nombre lo sugiere, estos ablandadores vuelven más blandas tus heces y facilitan el proceso de defecación. La jalea de petróleo es otro tipo de lubricante que puedes utilizar.

5. Evita permanecer sentado o de pie por largos períodos de tiempo
Estar sentado o parado por mucho tiempo agrava las hemorroides. Eso por eso que algunos médicos piden a los pacientes de hemorroides que eviten este hábito. Pero si por alguna razón necesitas estar sentado por largos períodos, asegúrate de utilizar asientos cómodos, que tengan cojines.
Notarás que estos remedios naturales para hemorroides son bastante convencionales. Simplemente, exigen realizar algunos ajustes sobre nuestros hábitos cotidianos.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


17 de mayo de 2012

Remedios naturales para reducir el tamaño de las hemorroides

Si hay algo en el mundo que causa incomodidad a tal nivel que la mayoría de la gente haría lo imposible para librarse de ello, son las hemorroides. Las hemorroides suelen aparecer como consecuencia del estreñimiento. Los vasos sanguíneos de la zona rectal se hinchan, se inflaman y a menudo se vuelven dolorosos. Es una situación incómoda para cualquiera, y vivir con ella diariamente no es nada grato. Existen medicamentos fuertes y opciones quirúrgicas para su tratamiento, pero también hay enfoques holísticos y no quirúrgicos que resultan efectivos sin ser tan costosos. Para la mayoría de los casos, estas soluciones herbales y holísticas sólo requieren de paciencia y constancia para brindar los resultados deseados.

El ajo tiene beneficios probados para curar hemorroides. Ingerirlo a diario evitará una de las causas de las hemorroides, que es el crecimiento incontrolable del hongo candida en el tracto digestivo. Comer ajo regularmente disminuirá la cantidad de flora en esa región y mantendrá ese hongo a niveles normales.

El aloe vera también constituye una forma holística de reducir las hemorroides. Aplicar el gel del aloe vera directamente sobre la zona afectada con gasas o trozos de algodón brindará alivio inmediato. Es una práctica que debe realizarse con constancia para asegurar buenos resultados.

El vinagre de manzana aplicado directamente sobre las hemorroides es otro enfoque holístico con beneficios probados para tratar esta condición. Su acidez ayuda a refrescar la zona, y puede ser aplicado diariamente sin efectos secundarios. Puede ser bueno diluirlo con un poco de agua antes de aplicarlo para minimizar el escozor.

La forma clásica de reducir las hemorroides naturalmente es tomar un baño de asiento. Existen aparatos especiales para este fin que puedes comprar en cualquier farmacia, aunque un barreño grande también puede servir. Añadir media taza de sal marina al agua caliente (pero a temperatura tolerable) puede mejorar los resultados.

Algunos cambios de alimentación también pueden brindar alivio a las hemorroides. Las dietas con bajo contenido de fibra y probióticos suelen ser caldo de cultivo para su desarrollo. En cambio, las dietas ricas en vegetales y frutas, así como el consumo de yogur, pueden evitar su formación.

El Vicks VapoRub ha probado ser efectivo en muchos casos, pero algunos pacientes han advertido que luego de aplicarlo sobre la zona afectada sintieron escozor. Utilízalo con cuidado, pero ten en cuenta que ha sido útil para mucha gente.

Las flores secas de gordolobo, preparadas en té y aplicadas sobre hemorroides externas, también suelen brindar buenos resultados. El gordolobo es conocido por aliviar la hinchazón y las contusiones y puede ser aplicado en forma de compresa, pudiendo incluso ser mezclado con aloe vera.

Una preparación de sales de Epsom, algunas flores de lavanda y aceite de eucalipto en un baño de inmersión puede hacer maravillas.

Por último, utilizar toallitas húmedas para bebé sin perfume puede brindar cierto alivio.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


12 de abril de 2012

Tratamiento de hemorroides sangrantes

A veces, las hemorroides producen sangrado. Este fenómeno suele producirse cuando las hemorroides internas se agrandan y sobresalen hacia el exterior, convirtiéndose en hemorroides prolapsadas. En estos casos, es normal que se formen coágulos de sangre.

Trombosis es el término utilizado para las hemorroides externas prolapsadas con coágulos de sangre, que pueden volverse púrpuras e incluso azules, y a menudo generar hemorragias. A pesar de su apariencia atemorizante, no representan un peligro real y generalmente se van por sí solas en una semana, sin necesidad de intervención médica.

Las hemorroides internas se localizan en el interior del ano. Por lo general, no son dolorosas, simplemente porque en el interior del ano no existen nervios sensibles al dolor. La única forma en que puedes percibirlas es cuando notas sangrado luego de la deposición. Al igual que las hemorroides externas, las hemorroides internas pueden prolapsar y expandirse en el esfínter. A diferencia de las hemorroides internas más pequeñas, éstas hemorroides internas expandidas pueden ser muy incómodas. En cualquier caso, debes iniciar un tratamiento de hemorroides sangrantes adecuado.

El sangrado de las hemorroides puede tratarse fácilmente con frío. Toma un poco de hielo y llena una compresa con él. Una vez que la compresa esté llena, aplícala sobre las hemorroides sangrantes para ayudar a que la fisura coagule y se detenga la hemorragia. Éste es uno de los tratamientos de hemorroides sangrantes hogareños más fáciles de desarrollar.

Para las hemorroides internas que sangran, un baño ribio de asiento puede ser la solución más rápida posible. Necesitarás una bañera y agua tibia. Luego, sumérgete procurando que el área rectal permanezca bajo el agua durante algunos minutos. El agua tibia correrá a través del recto remojando las fisuras rectales internas y deteniendo el sangrado.

El limón y la miel mezclados funcionan muy bien a la hora de detener el sangrado hemorroidal. Esto se debe a que el limón y la miel fortalecen los vasos sanguíneos. Hazlo todos los días tres veces a la semana para obtener resultados. Las cáscaras de limón también son ricas en sustancias que pueden ayudar a detener el sangrado. Hierve las cáscaras de limón en agua caliente. Espera que el agua se enfríe para que su temperatura sea más tolerable y bébela. Hazlo al menos una vez al día para detener el sangrado hemorroidal.

Algunas hierbas pueden ser utilizadas como supusitorios para ayudar a aliviar las hemorroides. El ajo y la cebolla están entre est tipo de remedios herbales. Conviértelos en supositorios retirando la piel que los cubre. Córtalos en pequeños pedazos y colócalos dentro del ano hasta que queden completamente en el interior. Es un método económico y libre de riesgos para curar hemorroides sangrantes.

Estos tratamientos de hemorroides sangrantes suelen estar al alcance de cualquier persona que padezca hemorroides, sean sangrantes o no. Siempre ten en cuenta que estos tratamientos son más efectivos mientras menor sea el tiempo entre el inicio del sangrado y su aplicación.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


5 de abril de 2012

Tratamiento de hemorroides para mujeres embarazadas

Por lo general, el embarazo aumenta el riesgo de las mujeres de contraer hemorroides. No todas las mujeres sufren hemorroides cuando están embarazadas. Sin embargo, muchas de ellas se ven obligadas a enfrentarse a este molesto problema. ¿Qué es lo que causa hemorroides durante el embarazo? Hablemos un poco más sobre eso.

Cuando una mujer está embarazada, su útero, naturalmente, crece. Esto añade presión sobre las venas de la zona pélvica. Esta presión puede inducir una protrusión de las venas bajo el útero, dando lugar a hemorroides.

Otra afección típica del embarazo es el estreñimiento. De hecho, esas condiciones pueden estar íntimamente ligadas. Si una mujer sufre estreñimiento, necesitará realizar un esfuerzo mayor durante la deposición. Esto puede dar lugar al surgimiento de hemorroides.

Además, durante el embarazo, los niveles de progesterona de la mujer aumentan significativamente. Esto puede ser otro causal de hemorroides.

El aumento de la progesterona, a menudo, lleva a las venas a relajarse. Es por eso que se hinchan con mucha mayor facilidad. Además, la progesterona produce estreñimiento, lo cual termina por causar hemorroides.

Éstas son algunas de las razones por las cuales las mujeres embarazadas contraen hemorroides con mayor facilidad que las demás mujeres. Ahora, hablemos sobre cómo curar hemorroides sin poner en riesgo al niño por nacer.

El primer paso es mantener una alimentación rica en fibra. Se trata de incluir comidas como habas, judías, naranjas, peras, coles, tringo integral, manzanas y zanahorias. Consumir altas dosis diarias de agua también ayudará. Se recomienda consumir al menos ocho vasos de agua por día.

Otra manera de afrontar las hemorroides es realizando ejercicio diariamente. Basta con hacer algo tan simple como caminar. Caminar entre 20 y 30 minutos puede ser de gran ayuda. Los ejercicios de Kegel también son muy útiles. Estos ejercicios tienen la capacidad de ayudar a fortalecer los músculos e incrementar la circulación en la zona rectal.

También es aconsejable no pasar largos tiempo sentado o de pie. Esto puede reducir la circulación. Si necesitas estar sentado por largo tiempo, procura levantarte y moverte de tanto en tanto. No realices ningún tipo de levantamiento de pesos.

Sentarse sobre una compresa helada también puede aliviar la incomodidad. Y algunos remedios de venta libre como Argile Verte constituyen una efectiva vía natural para curar hemorroides.

Publicado en: Tratamientos de Hemorroides | Coméntalo >


abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom