Aprendiendo a reconocer los distintos tipos de hemorroides

Aprendiendo a reconocer los distintos tipos de hemorroides « Curar Hemorroides

top

Comparte tu experiencia con otras personas

< Tres remedios hogareños para el tratamiento de hemorroides

Datos útiles sobre las hemorroides trombosadas >



2 de julio de 2012

Aprendiendo a reconocer los distintos tipos de hemorroides

Las hemorroides constituyen una afección común pero muy molesta, bastante frecuente entre personas mayores y mujeres embarazadas. La manifestación más común de esta condición puede ser dificultad al defecar, hinchazón e irritación en la región anal y, por supuesto, la sensación de tener un bulto doloroso en esa misma zona. Mucha gente cree que son algo muy similar a cualquier otra afección intestinal, pero hay diferencias.

Las hemorroides se clasifican de acuerdo a su zona de acción. Las hemorroides externas son aquellas que se localizan en el exterior del canal anal. Como las venas prolapsadas se ubican justo bajo la piel del ano, el paciente puede manifestar picor, quemazón, enrojecimiento de la piel en la región problemática e incluso hemorragias al defecar. También causa entumecimiento a incomodidad a toda hora, y especialmente al realizar movimientos como sentarse, defecar, pararse o caminar.

Una complicación muy común en este tipo de hemorroides es el desarrollo de coágulos en la zona saliente. Ocurren como consecuencia de la hinchazón de las venas alrededor de la región anal ante la presión añadida que implica defecar, frotar o rascarse en esa zona. El resultado de estos coágulos es un incremento adicional de la presión en el área, causando un dolor aun más severo. Cuando esto sucede, se requiere de ayuda médica profesional para drenar la sangre o remover la hemorroide quirúrgicamente.

Por otro lado, las hemorroides internas son aquellas que ocurren como resultado de una presión añadida en las venas hemorroidales bajo la región anal. A diferencia de las anteriores, las hemorroides de este tipo no implican tanto dolor ni malestar, y el dolor sólo aparece inmediatamente después de haber excretado las heces. Por lo general, la única señal de su existencia es la presencia de manchas de sangre roja brillante en el papel higiénico.

Sin embargo, la hemorroide puede salir hacia el exterior causando dolor, entumecimiento e irritación. Incluso aunque en algunos casos sea posible volver a insertar la hemorroide en el interior del ano, se requiere de ayuda profesional para tratar la afección.

La complicación más común de este tipo de hemorroide es el desarrollo de coágulos de sangre alrededor de la zona de la protuberancia, e incluso una infección como consecuencia del contacto de las heces con la piel irritada.

Conocer los distintos tipos de hemorroides es importante no sólo para clasificar esta afección, sino también para determinar el régimen de tratamiento más adecuado para atacar el problema.

Coméntalo >

Publicado en: Hemorroides

No hay comentarios

Dejar un comentario

abajo

Formas de Pago
y envío

Cómpralo ahora y recíbelo mañana

Gastos de envío GRATIS

Quiero comprarlo ahora Quiero comprarlo ahora
 bottom